El balanceo correcto de los brazos y 5 formas de mejorarlo

GUÍA DEL ARTÍCULO
Balanceo correcto de los brazos.
¿Cómo balancean los brazos los corredores?.
Balanceo correcto de los brazos.
Balancea los brazos desde los hombros, no desde los codos.
Relaja las manos.

El balanceo adecuado de los brazos es increíblemente importante a la hora de correr, pero muchos corredores suelen ignorarlo.

En un artículo de 2014 de Live Science, se descubrió que aunque el balanceo de los brazos cuesta energía, no balancear los brazos durante la carrera costaría aún más energía.

Es cierto que tus piernas son el motor de la carrera. Tus glúteos, isquiotibiales y pantorrillas trabajan duro para impulsar tus piernas hacia delante.

Pero sin tus brazos, todo el puzzle de la carrera no estaría completo.

Son el arma secreta de tu arsenal para correr.

Entonces, ¿qué es lo que realmente constituye un balanceo adecuado de los brazos al correr?

En esta guía, examinaremos algunos puntos clave en lo que respecta al balanceo correcto de los brazos para los corredores, ya que puede ayudarte mucho a conseguir una mejor forma de correr.


Balanceo correcto de los brazos

Volver arriba

¿Por qué es importante el balanceo correcto de los brazos al correr?

El balanceo de los brazos es un componente clave de la forma correcta de correr. La forma de correr no es un enfoque único, pero esencialmente la forma de correr consiste en correr de la manera más eficiente y económica posible.

El balanceo de los brazos ayuda a

Piénsalo: ¿has intentado alguna vez correr con los brazos estirados a los lados? Es raro, ¿verdad?

Igualmente, prueba a esprintar en el acto, pero manteniendo los brazos oscilando a un ritmo lento. No se siente bien.

¿Cómo balancean los brazos los corredores?

Volver arriba

La forma en que una persona corre, y de hecho balancea los brazos, se rige por una serie de factores, como el sexo, el peso, la edad, el nivel de forma física y las lesiones.

La forma en que un corredor balancea los brazos, por ejemplo, puede responder a una lesión  o simplemente a una forma habitual de correr que ha aprendido a lo largo de los años.

Si estás acostumbrado a sostener un teléfono en la mano cuando corres, por ejemplo, esto puede afectar a tu forma de balancear los brazos al correr.

Por eso es aún más importante trabajar en tu forma de correr cuando se trata del balanceo de los brazos: llevará tiempo y práctica conseguirlo.

Balanceo correcto de los brazos

Volver arriba

Balanceo de brazos adecuado y 5 formas de mejorarlo

Ahora que sabes por qué es importante el balanceo de los brazos cuando se trata de correr, en esta guía veremos 5 consejos para mejorar el balanceo de los brazos.

Éstos incluyen

  • Mantén los brazos en un ángulo de 90 grados
  • No dejes que tus brazos se balanceen a través de tu cuerpo
  • Mueve los brazos hacia atrás, no hacia fuera
  • Balancea los brazos desde los hombros, no desde los codos
  • Relaja las manos

Mantén los brazos en un ángulo de 90 grados

Este es un consejo común cuando se trata de balancear los brazos, y puede que te preguntes: ¿deben estar los brazos a 90 grados cuando corres?

Cuando tus brazos están en un ángulo de 90 grados, tienen menos distancia que recorrer cada vez que balanceas el brazo. Esto ahorra una valiosa energía cada vez que balanceas el brazo.

A veces es difícil saber cómo debe ser un ángulo de 90 grados sin ponerse delante de un espejo o hacer que otra persona te filme mientras corres.

Una buena forma de ayudarte a encontrar el ángulo correcto es colocar las manos a los lados y tenerlas en línea con el hueso de la cadera.

Encuentra el hueso de la cadera, dobla los brazos por el codo y esta posición debe imitar de cerca un ángulo de 90 grados.

No dejes que tus brazos se balanceen sobre tu cuerpo

Esto es algo que veo mucho en los corredores principiantes que no muestran un balanceo adecuado de los brazos. Balancean los brazos a través del cuerpo, lo que hace que se balanceen hacia los lados, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.

Cuando balanceas los brazos demasiado a lo largo de la parte delantera del cuerpo, esto provoca una rotación adicional en la parte inferior del cuerpo, el torso y la espalda, lo que provoca una tensión adicional en la columna vertebral.

Además, es una forma muy poco eficiente de correr, ya que acabas utilizando más energía yendo hacia los lados que impulsando tu cuerpo hacia delante.

He aquí una forma sencilla de solucionarlo. Imagina que tienes una línea que baja desde la barbilla hasta el ombligo. Esta línea puede ser considerada como la línea de "no cruzar".

No dejes que tus brazos se balanceen a través de esta línea. Sólo puedes mover los brazos hasta esta línea, pero no cruzarla. Verás que al hacer esto, tus brazos se balancean más a los lados.
balanceo correcto de los brazos

Mueve los brazos hacia atrás, no hacia fuera

Tus brazos deben oscilar hacia atrás y rozar los lados de tu cuerpo, pero no tanto como para que acaben rozando tus costados.

A algunos corredores les resulta difícil si tienen tendencia a balancear los brazos a lo largo del cuerpo (como se ha descrito anteriormente) o si tienen tensión en el pecho y los hombros.

Si te cuesta llevar los brazos hacia atrás (en lugar de hacia fuera), céntrate en abrir el pecho y los hombros.

Puedes ayudar a ello incluyendo ejercicios dinámicos de balanceo de brazos en tu calentamiento antes de correr.

Círculos de brazos.

Extiende los brazos a ambos lados para que estén a la altura de los hombros. Mantenlos rectos, pero no bloquees los codos. Empieza girando los brazos hacia delante en pequeños círculos y ve aumentando gradualmente hasta llegar a los círculos grandes. Luego cambia la dirección y gira los brazos hacia atrás, pasando de círculos grandes a círculos pequeños.

Balanceo de brazos de pie.

Ponte de pie y mueve los brazos hacia arriba y hacia abajo, manteniéndolos en un ángulo de 90 grados. Empieza despacio y luego aumenta gradualmente la velocidad. A medida que aumentas la velocidad, intenta mantenerlos a los lados y en un ángulo de 90 grados. Intenta que no crucen tu cuerpo.

Estiramiento de hombros y pecho de pie.

Ponte de pie y extiende los brazos hacia atrás. Mantenlos rectos, pero no bloquees los codos. Apunta los pulgares hacia el cielo cuando los estires hacia atrás, y luego gíralos hacia delante, delante de ti. Repite este movimiento de 10 a 12 veces para aflojar los músculos de los hombros y del pecho.

Balancea los brazos desde los hombros, no desde los codos

Volver arriba

Esta es probablemente una de las partes del balanceo correcto de los brazos con la que la mayoría de los corredores tienen dificultades. Cuando muevas los brazos, balancéalos desde los hombros y no desde el codo.

Intenta no levantar los hombros hacia arriba o hacia abajo durante el balanceo, lo que ayuda a eliminar la tensión y a mantenerse relajado. Si sufres dolor de cuello y hombros al correr, este consejo podría ayudarte a aliviar parte del dolor.

Tus hombros tampoco deben moverse hacia delante y hacia atrás. Intenta, en cambio, mantener el hombro en una posición fija.

Relaja las manos

Volver arriba

Cuando tus manos están relajadas, hay menos espacio para que la tensión se acumule en tus brazos y hombros. No queremos provocar dolor de cuello y hombros al correr...

Durante los meses de invierno, muchos corredores se tapan las manos con las mangas, lo que puede hacer que aprieten las manos sin darse cuenta.

Apretar demasiado puede provocar tensión en los brazos y los hombros, lo que dificulta la relajación de los mismos.

En su lugar, prueba este sencillo consejo. Imagina que tienes una mariposa en la mano y que tu misión es no dañarla. Mantén las manos en una posición relajada, ahuecadas alrededor de la mariposa.

POST RELACIONADOS

También podría interesarte...

¿Qué es el entrenamiento por intervalos de sprint? Beneficios + 3 ejemplos de entrenamientos
Leer más
Cómo marcar el ritmo de tu carrera: 4 sencillos consejos para un ritmo eficaz
Leer más
El balanceo correcto de los brazos y 5 formas de mejorarlo
Leer más
Cómo correr más rápido y durante más tiempo: 4 secretos del entrenamiento
Leer más
Estiramientos dinámicos para corredores: 9 ejercicios para hacer antes de correr
Leer más