15 consejos para entrenar una media maratón

GUÍA DEL ARTÍCULO
Entrenamiento para una media maratón: 15 consejos que cambian el juego.

Entrenar para una media maratón como principiante es un viaje estimulante, gratificante y duro, porque no decirlo.

Es un reto apasionante y, con el entrenamiento y la mentalidad adecuados, ¡puedes conseguirlo!

En esta guía compartiré 15 consejos que debes conocer para entrenar una media maratón.

Si sigues estos consejos, estarás en el buen camino para alcanzar tus objetivos.

El entrenamiento para una media maratón consiste en abrazar el proceso. Habrá altibajos, pero es importante que mantengas tu compromiso.

Cada paso adelante (por pequeño que sea) es un paso más hacia la meta de tu media maratón.

Entrenamiento para una media maratón: 15 consejos que cambian el juego

Volver arriba

#nº 1 Fíjate un objetivo

Comienza tu andadura en la media maratón fijándote objetivos claros y alcanzables.

Esto significa confirmar un objetivo de tiempo de llegada.

Un objetivo de tiempo de llegada te ayudará a determinar la cantidad de trabajo que necesitas realizar antes del día de la carrera.

Cuando fijes un objetivo, es importante que sea Específico, Mensurable, Alcanzable, Realista y Limitado en el tiempo.

Así que, en lugar de marcarte un objetivo vago con la esperanza de conseguirlo, márcate un objetivo como éste:

Quiero entrenarme para correr una media maratón en 2 horas o menos en julio de 2024.

Deja que el tiempo objetivo te sirva de motivación a lo largo de tu entrenamiento.

Si no estás seguro de cuál debe ser tu tiempo para la media maratón, consulta mi guía sobre los tiempos para la media maratón.

#2 Encuentra un plan de entrenamiento fiable

Para tener éxito, necesitas encontrar un plan de entrenamiento estructurado para la media maratón que se adapte a tus necesidades y objetivos.

Ten en cuenta que no te servirán el plan de entrenamiento para 5k, ni el plan de entrenamiento para 10k, necesitas uno especifico y adaptado a tus necesidades.

Esto significa encontrar un plan que se adapte a tu experiencia como corredor, a tu forma física y a tu estilo de vida.

Los planes de entrenamiento para media maratón suelen durar entre 12 y 16 semanas y te hacen correr al menos 3 ó 4 veces por semana.

Entrenar para una media maratón supone un gran compromiso de tiempo.

Pregúntate a ti mismo:

¿Tienes suficiente tiempo a la semana para dedicar al entrenamiento?

Si sólo puedes dedicar 1 ó 2 días a la semana al entrenamiento, entonces puede que necesites encontrar un plan de entrenamiento más largo.

#3 Progresa gradualmente

Progresar significa aumentar el kilometraje y la intensidad gradualmente.

Si progresas demasiado rápido o das saltos bruscos en tu entrenamiento, corres el riesgo de agotamiento, lesiones y sobreentrenamiento.

Una progresión gradual permite que tu cuerpo se adapte y reduce el riesgo de lesiones.

#4 Invierte en calzado adecuado

Dirígete a una tienda especializada en running para que te ajusten unas zapatillas profesionales.

Un calzado de calidad es crucial para evitar molestias y posibles lesiones.

Un buen par de zapatillas de running te proporcionará la comodidad, estabilidad y sujeción necesarias en tus carreras.

#6 La nutrición es importante

Mantén una dieta equilibrada para alimentar tu cuerpo.

Esto significa comer alimentos variados que aporten todos los nutrientes necesarios, incluidos hidratos de carbono para obtener energía, proteínas para la reparación muscular y grasas saludables.

La comida es combustible.

La carga de carbohidratos es importante antes del día de la carrera para garantizar que tu cuerpo tenga suficiente energía el día de la carrera.

#6 Mantente hidratado

Una hidratación adecuada es esencial.

Bebe agua regularmente y escucha las señales de tu cuerpo para mantenerte adecuadamente hidratado durante el entrenamiento.

La cantidad que necesites beber dependerá de factores como el clima, tu metabolismo y la cantidad de líquido que pierdas a través del sudor.

Según las investigaciones, entrenar con calor, por ejemplo, puede aumentar la tasa de sudoración entre un 10% y un 20%, o entre 200 y 300 ml por hora.

Normalmente, se aconseja beber entre 6 y 8 vasos de agua al día, tanto si entrenas como si no.

Una forma sencilla de comprobar si estás deshidratado es comprobar el color de tu orina.

Si tu orina es de color amarillo oscuro, significa que no estás bebiendo suficiente agua.

#7 Descanso y recuperación

El descanso es el momento en que tu cuerpo se recupera y se fortalece.

Planifica días de descanso en tu programa de entrenamiento para evitar el agotamiento y las lesiones por uso excesivo.

Tu plan de entrenamiento te indicará cuándo necesitas un día de descanso.

Normalmente se programan los lunes (después de la carrera larga del fin de semana) y a mitad de semana.

#8 Incorpora el entrenamiento de fuerza

Integra ejercicios de entrenamiento de fuerza en tu rutina.

El entrenamiento de fuerza es una parte crucial de un plan de entrenamiento completo.

Ofrece varios beneficios clave en comparación con correr solamente.

Aunque correr es estupendo para mejorar tu forma física cardiovascular y tu resistencia, el entrenamiento de fuerza tiene el potencial de mejorar significativamente tu rendimiento atlético y tu salud general como corredor.

El entrenamiento de fuerza ayuda a prevenir lesiones comunes en la carrera, mejora la eficacia de la carrera, aumenta la velocidad y la potencia y mejora la resistencia.

#9 Perfecciona tu forma de correr

Una forma de correr adecuada consiste en correr de la forma más eficiente posible.

Es esencial para la prevención de lesiones y el rendimiento.

He aquí algunos aspectos básicos de la forma de correr que te ayudarán a mantener una buena forma a lo largo de tu entrenamiento.

  • Concéntrate en la postura, con la espalda recta y los hombros relajados.
  • Mantén una ligera inclinación hacia delante desde los tobillos, no desde la cintura.
  • Utiliza un golpe con el mediopié o el antepié, en lugar de con el talón, para reducir el impacto.
  • Asegúrate de mantener una cadencia alta (pasos por minuto) para favorecer una rotación rápida y eficaz.
  • Cuida el balanceo de los brazos al correr. Mantén los brazos relajados y muévelos hacia delante y hacia atrás, no a lo largo del cuerpo.

#10 Beneficios del entrenamiento cruzado

Incorpora a tu régimen actividades de entrenamiento cruzado como la natación, el ciclismo, el padel o el yoga.

Estas actividades pueden diversificar tus entrenamientos y fortalecer distintos grupos musculares.

Probar nuevas actividades puede añadir variedad a tu rutina de fitness, haciéndola más agradable y sostenible.

También puede ayudarte a mantenerte motivado y comprometido con tu plan de entrenamiento.

#11 Preparación para el día de la carrera

Ten un plan para el día de la carrera y una lista de comprobación para evitar sorpresas o molestias el gran día.

Con la preparación adecuada, puedes alcanzar tu sueño de completar una media maratón.

Asegúrate de que todo encaja y funciona correctamente.

#12 Entrena tu mente

La fuerza mental es tan crucial como la forma física.

Desarrolla estrategias para mantenerte motivado, concentrado y tranquilo durante las duras sesiones de entrenamiento y la propia carrera.

Visualízate completando con éxito la media maratón.

Imagínate corriendo en buena forma, sintiéndote fuerte y cruzando la línea de meta de tu carrera objetivo.

El día de la carrera, en lugar de centrarte en toda la distancia o el tiempo de tu carrera, divídela en segmentos más pequeños y manejables.

Concéntrate en alcanzar el siguiente hito o punto de control de tiempo.

Durante el entrenamiento y el día de la carrera, aquí tienes algunos consejos mentales para empezar:

  • Sustituye los pensamientos negativos por afirmaciones positivas.
  • Aprende de los retos aceptando las carreras difíciles como oportunidades de aprendizaje. Reconoce que pueden hacerte un corredor más fuerte mental y físicamente.
  • Comprende que no todas las carreras serán perfectas, y no pasa nada. Adáptate a las circunstancias y recuerda que forma parte del viaje.

#13 Escucha a tu cuerpo

Tu cuerpo te comunicará sus necesidades.

Presta atención a las señales de lesión o fatiga y no te presiones más allá de tus límites.

Presta atención a tu respiración, así como a tu entorno y a tu forma.

La atención plena puede ayudarte a mantener los pies en la tierra y a reducir la ansiedad.

#14 Comunidad y apoyo

Únete a un grupo local de corredores o busca comunidades en Internet.

Relacionarse con otros corredores puede proporcionar motivación, apoyo y un sentimiento de pertenencia a la comunidad de corredores.

Correr con un amigo o unirse a un grupo de corredores también puede proporcionar motivación externa y responsabilidad.

El ánimo y la camaradería pueden hacer que las carreras sean más agradables.

#15 Celebra los logros

Celebra tus logros a lo largo de tu entrenamiento, no sólo el día de la carrera.

Sigue recordándote los progresos que has hecho.

Reconoce y celebra tus logros durante la carrera, ya sea superando una cuesta difícil o terminando un intervalo duro.

Reconocer tus progresos te mantendrá motivado y con actitud positiva.

POST RELACIONADOS

También podría interesarte...

Cómo correr una media maratón en menos de 2 horas + 7 consejos de entrenamiento
Leer más
Maximiza tu Rendimiento en Carreras: La Importancia del Entrenamiento de Fuerza
Leer más
8 formas de correr durante más tiempo sin cansarte tanto
Leer más
¿Cómo prepararse para una maratón y/o media maratón?
Leer más
El plan de entrenamiento de 5k en 8 semanas para principiantes
Leer más
Caminar una Hora al Día: Beneficios y Resultados Esperados
Leer más